Recientemente pudimos leer el artículo de Jack Kornfield: ¨The Bodhisattva Response to Coronavirus¨.  En él, este auténtico maestro de Mindfulness, describe de forma sencillamente bella en qué puede consistir la respuesta de Mindfulness y Compasión ante la pandemia producida por el covid-19.

Y nos pareció tan profundamente inspirador que le escribimos para pedirle permiso para traducirlo al castellano y así poder compartirlo con vosotros. ¡Y nos lo acaba de conceder!. Aquí podéis leer el texto completo, traducido al castellano por Elena Zubeldia y Marian González.

 

Queridos amigos,

Tenemos una elección por hacer. Las epidemias, así como los terremotos, los tornados o las inundaciones son parte del ciclo de la vida sobre el planeta Tierra. ¿Cómo vamos a responder?

¿Con codicia, odio, miedo e ignorancia? Eso sólo traerá más sufrimiento. ¿O con generosidad, claridad, equilibrio y amor? Este es el momento para el amor. Este es el momento para ser Bodhisattvas.

En las enseñanzas Budistas, el Bodhisattva es aquella persona que se compromete a aliviar el sufrimiento y ofrecer su benevolencia en cualquier circunstancia. Un Bodhisattva elige vivir con dignidad y valentía, e irradia compasión hacia los demás, sin importar en qué momento se encuentre cada uno. No se trata de una metáfora. Como Bodhisattvas, ahora somos llamados a sostener parte del malestar del mundo y responder a él con amor.

El camino del Bodhisattva se halla ante nosotros

Lo maravilloso es que podemos ver Bodhisattvas allá donde miremos. Les podemos ver en aquellos que están confinados en sus casas, cantando desde sus balcones. En aquellos jóvenes que cuidan a sus vecinos ancianos. En nuestros valientes trabajadores sanitarios. Y en aquellos, no tan reconocidos hasta ahora, que reponen las existencias en nuestros supermercados.

Como padre, si mi hija me llamase, iría hasta el fin del mundo para ayudarla y protegerla. En estos momentos ella, su marido y mi pequeño nieto aguardan el virus. Su marido es bombero y en su departamento, como sucede en otros muchos lugares, no tienen mascarillas. El ochenta por ciento de su trabajo proviene de llamadas de emergencia médica y se espera que todos ellos contraigan el virus. No se les hará la prueba, ya que el departamento no puede permitirse perder la ayuda de muchos de sus bomberos.

¿Y qué puedo hacer?, ¿Qué podemos hacer?

En este momento,  podemos sentarnos tranquilamente, respirar profundamente y tomar conciencia de nuestro miedo y aprensión, de nuestra incertidumbre e impotencia… Y sostener todos esos sentimientos con un corazón compasivo. Podemos decirles a nuestras emociones y a nuestra incertidumbre “gracias por tratar de protegerme” y “por ahora, estoy bien”. Podemos dejar reposar nuestros miedos en el regazo de Buddha, la Madre María, Quan Yin… depositarlos en los corazones de los valientes médicos y científicos que cuidaron del mundo en epidemias anteriores.

Cuando hacemos esto, podemos sentirnos como parte de algo más grande que nosotros mismos. De generaciones de supervivientes en la vasta red de la historia y de la vida “siendo llevados”, como dicen los ancianos del pueblo nativo americano Ojibwa, “por los grandes vientos a través del cielo”. Estos son tiempos de misterio e incertidumbre.

Respira. Los velos de la separación se están desvaneciendo y la realidad de la interconexión resulta ahora evidente para todos nosotros en la Tierra. Hemos necesitado esta pausa, quizás incluso hayamos necesitado nuestro aislamiento para ver cuánto nos necesitamos los unos a los otros.

Ahora es el momento de contribuir con nuestra parte

El Bodhisattva se gira deliberadamente hacia el sufrimiento con el fin de servir y ayudar a quienes tiene alrededor de la mejor manera que puede.

Esta es la prueba que hemos estado esperando. Y sabemos cómo hacerlo. Es la hora de renovar tu compromiso. Siéntate tranquilamente de nuevo y pregúntale a tu corazón: ¿cual es mi mejor intención, mi más noble aspiración para este difícil  momento?. Tu corazón contestará.

Permite que esta aspiración se convierta en tu Estrella Polar. Cuando te sientas perdido, acuérdate de ella y te recordará lo que realmente importa.

Es la hora de ser la medicina, la luz en la oscuridad

Rebosante de amor. Sé un portador de esperanza. Si hay un funeral, despídelos con una canción. Confía en tu dignidad y bondad. Allá donde otros acaparan…  ¡Ayuda!. Donde otros defraudan… ¡Da la cara en pos de la verdad!. Donde otros se sienten sobrepasados e indiferentes… ¡Se amable y respetuoso!.

Cuando te preocupes por tus padres, tus hijos, tus seres queridos… Deja que tu corazón se abra para compartir el amor que todos tenemos hacia nuestros padres, nuestros hijos y nuestros seres queridos. Este es el gran corazón de la compasión. El Bodhisattva lleva compasión hacia todos -aquellos que sufren y son vulnerables, y  aquellos que causan el sufrimiento-. Estamos juntos en esto.

Es hora de reinventar un nuevo mundo, de vislumbrar nuestra humanidad compartida. Contemplar cómo podemos vivir de la forma mas profunda y hermosa posible. Al atravesar esta dificultad, la intención que cultivemos y cuidemos, es lo que determinará lo que podamos convertir en realidad.

Al final, recuerda que eres conciencia infinita, la conciencia nacida en tu cuerpo. Naciste como un hijo del espíritu e, incluso ahora, puedes girarte hacia ella y convertirte en la conciencia bondadosa que atestigua a tu propio ser al leer, al sentir y al reflexionar.

Cuando un bebé nace, el amor es nuestra primera respuesta. Cuando un ser querido muere, el sostener esa mano es un gesto de amor. El amor eterno y la conciencia son lo que eres. Confía en ello.

Querido Bodhisattva,

El mundo aguarda tu corazón compasivo.

Unámonos en esta gran tarea juntos

Con metta,

Jack

*Traducido por Elena Zubeldia y Marian González. Artículo original publicado en inglés en la página web de Jack Kornfield. En ella puedes encontrar recursos para la pandemia por el coronavirus y meditaciones guiadas en inglés.

Comparte esto:
FacebookTwitterGoogle+Compartir

Comments are closed.

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

CERRAR