Escrito el 21 de diciembre de 2019

El significado profundo del Solsticio de Invierno y la Navidad

Por Publicado el: 21 de diciembre de 2019Categorías: Blog de Psicología y Mindfulness

Hoy se celebra el Solsticio de Invierno: el día mas corto del año y el que anuncia el principio del fin del 2020. En este post te contamos cuál es el sentido y el significado del Solsticio de Invierno y la Navidad.

El periodo que se abre con el Solsticio de Invierno nos ofrece la oportunidad de vivir más conscientemente, de renacer cada día en una mejor versión de nosotros mismos: más conectados con nosotros mismos, con los demás y con la vida.  

Estamos ante el momento idóneo para preparar el terreno de nuestro corazón y nuestra mente para abrirnos al 2021. Esta época representa el momento astronómico propicio para dejar atrás la oscuridad de nuestra inconsciencia. Para dejar morir viejos patrones inconscientes y prepararnos para enfocar nuestras vidas en el nuevo año hacia el equilibrio y la plenitud de nuestra conciencia. A continuación te contamos porqué:

 

¿Qué significa el Solsticio de Invierno?

Desde el origen de su existencia, el ser humano ha apreciado la importancia de estas fechas. A lo largo y ancho del planeta Tierra encontramos rituales de culto y celebración en torno al Solsticio de Invierno: desde India, hasta México, pasando por Egipto, los países nórdicos, la cultura celta y muchos otros. Y es que, más allá de la religión y de los dogmas, más allá del materialismo y del consumismo, este acontecimiento tiene un significado profundo que, ahora mas que nunca, merece la pena rescatar. 

En el hemisferio norte, el Solsticio de Invierno señala el día mas corto del año. En ese momento, el Sol parece detenerse en el punto de máxima distancia de la Tierra. De ahí su nombre, que etimológicamente procede del latín solstitium, de ¨sol¨ y la raíz  del verbo “sistere”, que significa detener. Este período de aparente pausa del Sol dura 3 días. Y a partir del día 24 la luz comienza a crecer, triunfando sobre la oscuridad. 

Por eso, culturas ancestrales de los cinco continentes han considerado los días en torno a los solsticios como fechas sagradas. Es curioso que  religiones de todo el planeta hayan considerado que el nacimiento de Dios ocurre en esas fechas.

Ciertamente, la vida habla un lenguaje universal que transciende a las religiones, y tiene que ver con su significado profundo, el sentido de la vida misma.

 

¿Qué significa la Navidad?

Navidad viene del latín ¨nativitas¨  y significa “nacimiento¨. Precisamente, es a partir del día 24 de diciembre cuando el Sol comienza a acercarse a la Tierra y, por eso, la duración de los días  comenzará a aumentar hasta llegar a su máximo en el Solsticio de Verano, el 21 de junio, día mas largo del año. Estos dos extremos del círculo del año también marcan el inicio del invierno y el del verano. Los dos polos opuestos del círculo del año. 

El sol simboliza la vida. Todos sabemos que sin él, ésta no sería posible. Y por eso su celebración persiste. Los pueblos antiguos dependían mucho más de los ciclos del Sol para sobrevivir, puesto que los ciclos de siembra y recolección dependían estrechamente de respetar los ritmos de la naturaleza. Ahora, en 2020 más que nunca, somos conscientes del alto precio que pagamos por alejarnos de los ciclos de la Naturaleza, de las consecuencias de no respetar sus tiempos y sus espacios.

El Sol simboliza también nuestra conciencia, la luz interior. Por eso, en un sentido amplio,  la Navidad representa el renacer de nuestra conciencia, de nuestra luz interior. El sol que brilla dentro de nosotros y nos guía en la vida.

 

Cómo podemos alinearnos con el sentido del Solsticio de Invierno y la Navidad

Justo antes de que amanezca, todo parece más oscuro. En el solsticio, tras el día más oscuro, la luz cobra cada vez más fuerza. De la misma forma que el calor nos equilibra ante el frío del invierno, la luz de la conciencia es el calor que nos equilibra en la oscuridad de la inconsciencia con la que vivimos. Hemos de cultivar esa luz dentro de nosotros mismos para, desde ahí, poder ofrecérsela a los demás.

Y es que, el frío del invierno nos invita a bajar el ritmo, a parar y descansar. Al igual que los árboles, que en esta época llevan toda su energía hacia adentro, preparándose para renacer en primavera en toda su plenitud; el invierno, nos invita a mirar hacia adentro. La invitación de la vida en este momento es a enfocarnos, a conservar nuestra energía y no desgastarnos innecesariamente.

Es ahí, dentro de nosotros mismos, donde podemos encontrar las respuestas para saber quiénes somos realmente, qué es lo verdaderamente importante, y hacia donde queremos dirigir nuestra vida. Tras este año que hemos vivido, este trabajo no es fácil pero ¿acaso no es también una gran oportunidad para hacerlo?.

¿Cómo aprovechar estas fechas para aumentar nuestra ¨luz¨?

Estamos ante el momento clave para replantearnos qué dirección queremos que tome nuestra vida en 2021. Cada uno lo haremos en función de nuestra experiencia personal y de los desafíos que nos encontremos. Pero todos, sin excepción, podemos re-enfocarnos en la dirección adecuada, para vivir mas alineados con nosotros mismos y con los ritmos naturales

Ahora, ante la oportunidad de renacer de este 2020, podemos mirar hacia adentro y preguntarnos:

  • ¿cómo quiero vivir mi vida en 2021?
  • ¿que es lo verdaderamente importante para mí?
  • ¿que viejos hábitos y patrones me gustaría dejar morir? 
  • ¿cómo me gustaría relacionarme conmigo mismo?, ¿y con los demás?, ¿y con la vida?
  • ¿qué emociones y estados mentales me gustaría cultivar conscientemente en 2021?
  • ¿a qué mundo me gustaría contribuir?

Ojalá que este artículo te haya servido de ayuda. Si es así, nos encanaría saberlo. Puedes escribirnos a través de nuestra cuenta de Instagram, donde encontrarás mas recursos sobre Psicología y Mindfulness. También puedes hacerlo en  nuestro perfil de facebook, o dejarnos un comentario en nuestro canal de youtube

 

Compartelo en tus redes sociales

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás noticias sobre nosotros, nuestros cursos y más información.

¡Gracias! Te hemos enviado un mensaje para confirmar la suscripción.
Parece que hubo un error al suscribirse.